LA ECONOMÍA SUMERGIDA

Las actividades sumergidas, que en su conjunto componen la economía sumergida, son aquellas actividades que se ocultan a las administraciones públicas con la finalidad de obtener algún tipo de beneficio. Entre las razones que las motivan destaca la evasión de impuestos y/ó cotizaciones sociales.
Existe además una gran diferencia entre las actividades que se consideran sumergidas y las ilegales. Mientras que las actividades ilegales son aquellas que incumplen la legislación, las actividades sumergidas son aquellas que se suelen desarrollar de manera legal pero se decide optar por ocultarlas. Estas últimas no tienen que ocultarse por completo, Pommerehne y Kirchgässner (1994) definen además cómo economía sumergida a la ocultación de algunas partes de los procesos productivos. Por lo tanto, la economía sumergida abarca las actividades ocultas y parcialmente ocultas.
Ejemplo de esto sería el sector de la construcción. Mientras que las actividades relacionadas con la construcción de edificios suelen ser declaradas, las actividades de reparación de edificios o servicios relacionados con este tipo de actividad suelen ocultarse para evitar impuestos cómo el IVA.
                                                                                                                                                                La economía sumergida se concentra en los sectores de la pequeña y mediana empresa ya que el control gubernamental es debido a la dificultad de la medición de su producción.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El centro comercial de 2050: La nueva experiencia

GUERRA FRÍA 1953-1962

RESEÑA HISTÓRICA SOBRE AUSTRALIA